domingo, 28 de abril de 2013

Eyeless Jack


"HolaMi nombre es Mitch. Estoy aquí para contarles acerca de una experiencia que tuve sobre los fenómenos sobrenaturales esos que la gente cuenta, yo no me creía esas pamplinas, hasta que un día eso… me visitó, y a partir de ahora si me creo toda esa basura paranormal.
Una semana después me fui a vivir con mi hermano, Edwin. Después de que mi casa fuera a ser embargada, terminé de desempaquetarlo todo. A Edwin le gustaba la idea de mi mudanza, ya que no nos habíamos visto desde hace 10 años, así que estaba muy emocionado. Pronto me quedé dormido y al día siguiente me mudé.


Después de la primera semana, oí ruidos susurrantes que venían de afuera en la una de la mañana. Me pareció que era un mapache, por lo que no hice caso y traté de conciliar el sueño. A la mañana siguiente, le hablé a Edwin sobre lo que vi, y él me escuchó atento.


La noche siguiente, sin embargo, me pareció oír mi ventana abrirse de un fuerte golpe, como si algo hubiera entrado en mi habitación. Miré hacia arriba y alrededor de mi habitación, pero no vi nada.A la mañana siguiente, Edwin tiró la taza de café al suelo cuando me vio. Luego me acercó un espejo para poder verme.Tenía una gran herida en la mejilla izquierda.

Fui trasladado a urgencia al hospital, mi doctor me dijo que debió haber sido cosa del sonambulismo, pero luego me mostró algo que hizo que mi sangre se volviera fría de repente. Él levantó mi camisa y pude ver que tenía una raja cosida con puntos, en la parte donde se deberían encontrar mis riñones.

- De alguna manera perdiste tu riñón izquierdo anoche. No sabemos cómo, lo siento mucho, Mitch- dijo mi médico.

La noche siguiente, alrededor de la medianoche, me desperté y vi un espectáculo verdaderamente horrible.

Me estaba mirando cara a cara una criatura con sudadera, capucha negra y una máscara azul oscura, no tenía nariz ni boca pero estaba mirando hacia míLo que más me asustó fue que no tenía ojos, solo se veían unos huecos vacíos de los cuales goteaba sustancia negra.

Agarré la cámara que estaba cerca de la chimenea y tomé una foto. Después la criatura se abalanzó sobre mí y trató de abrir mi pecho con sus garras para llegar a mis pulmones. Me puse a darle patadas en la cara, luego me fui de la habitación, cogí mi cartera y salí corriendo de la casa de mi hermano. Finalmente llegué a un bosque donde tropecé con una roca y caí inconsciente. Cuando desperté en el hospital, mi médico entró en la habitación.

- Tengo buenas noticias y malas noticias, Mitch, la buena noticia es que tus heridas no son graves, y que tus padres te van a acoger.- Suspiré con alivio.-La mala noticia es que su hermano ha sido asesinado por algo, y no se sabe el que ha podido ser… lo siento.

Mis padres me llevaron a la casa de Edwin para recoger mis pertenencias restantes, lo cual hice. Al entrar en mi habitación, me asusté, pero luego conseguí calmarme. Agarré mi cámara y luego me detuve en seco. En el pasillo que conduce a mi habitación, vi el cuerpo de Edwin y algo pequeño que yacía junto a él. Recogí ese pequeño objeto y entré en el coche de mi padre, sin mencionar palabra sobre el cadáver de Edwin. Miré lo que había recogido y casi vomito, se trataba del riñón que me habían robado y estaba mordido por alguien o algo y manchado de un líquido negro."

El gato sin ojos



Antes de empezar mi tarea prefiero dejarlos con una buena historia que encontré hace algunos días, y que no había podido publicar debido a que mi internet no está funcionando muy bien últimamente. Pero aquí estoy de nuevo, ésta vez con una historia titulada “El Gato sin Ojos”:
“Escribo porque no tengo nada mejor que hacer, porque necesito que sepan la verdad y porque es lo único que él me deja hacer.
Lo que ocurrió es tan bizarro, paranormal e ilógico que no podría imaginar que mucha gente crea lo que estoy por contar. Soy un escritor de una editorial muy exigente, justo había terminado una buen libro de auto superación, pero tenía errores y me habían obligado a corregirlos para entregarlo de nuevo una semana después.
Siempre fui un amante de los animales y no estoy en mi ciudad natal, vine porque en esta ciudad esta el plantel principal de la editorial, solo estoy de viaje y vengo de lejos, no pude traer mis mascotas por lo largo del viaje, estoy en un pequeño departamento sin compañía, iba directo a una tienda de mascotas para conseguir un compañero temporal, y no sentirme solo mientras estaba encerrado arreglando los pequeños errores del libro
Camino hacia el lugar me tope con un gato que no tenía ojos. Extrañamente no me dio miedo, incluso me dio lástima, así que decidí tomarlo. Justo ahora me arrepiento de haberlo hecho.
Lo llevé a revisar a con un veterinario para ver que no tuviera algo grave, solo tenía una pequeña infección en la pierna, pero apenas estaba emergiendo, así que fue fácil erradicarla. En la sala del veterinario era fácil notar que yo era el único al que no le daba asco la situación del gato, nunca le puse nombre, tanto por que no me dio tiempo, como que todavía no me quería encariñar tanto con el.
Una vez en casa lo dejé que jugara libre por el apartamento. A pesar de estar ciego parecía saber exactamente donde estaba y como moverse por el lugar, no me pareció extraño, solo pensaba en lo prepotente que se habría de sentir el pobre animal.
Mientras él jugaba, yo comencé a corregir los primeros errores del libro en mi laptop. Inmediatamente me fui a dormir, todo normal, fue a la mañana siguiente cuando todo comenzó.
Créanme o no, cuando desperté, había frente a mi (yo volteando directamente al techo) un hombre viéndome a los ojos, parado a un lado de mi cama, o eso creía que hacía, pues ese hombre no tenia ojos con que verme, solo veía un par de cuencas vacías. Grité como cualquier persona normal lo haría, estaba paralizado, en eso el hombre se deja caer al piso para andar a cuatro patas, se acurruca en una esquina, saca de su bolsa una libreta con una pluma y comienza a escribir.

Tuve la fuerza de levantar la cabeza, el hombre no reaccionó, poco a poco me levanté, aprovechando lo concentrado que estaba él en su libreta, me acerqué a la puerta y la intenté abrir. Tenía algo abajo que lo atoraba; intenté sacarlo, cada vez con más desesperación y sin ningún efecto positivo. Me acerqué a la ventana, estaba tapizada de mucho papel de libreta, era la base en la que había comenzado a escribir mi libro, apenas pocos rayos de luz entraban, lo suficiente para iluminar la habitación. Intenté quitarlos pero parecían estar perfectamente aferrados a la ventana, la golpeé sin un buen resultado.

Volteé y desde su esquina el hombre me estaba observando fijamente, con la fuerte oscuridad interna de sus ojos. Con mucho miedo y temblando demasiado me esforcé en preguntarle: “¿quien eres?, ¿qué quieres de mi?” recibí un fuerte maúllo a cambio, me hizo pensar un poco y busqué un poco en el cuarto, aun temblando y con su mirada inexistente, fija y penetrante encima de mi. No veía al gato ciego en ningún lado; entonces lo noté: aquello que tanto me observaba era mi gato
Al notar que me había dado cuenta de lo que ocurría, el se me acercó, yo desesperado intentaba alejarme de el en vano, y se arrulló conmigo ronroneando, a estas alturas yo estaba a punto de llorar. Cuando vi que se durmió, intenté pensar alguna solución, en ese momento no pude hacer nada, pues si me movía seguro el se despertaría, sin saber como ni porqué, caí dormido.
Desperté y el estaba de nuevo en su esquina escribiendo en su pequeña libreta, esta vez volteando hacia mi varias veces para luego continuar escribiendo en su libreta, me levanté, esta vez con mas confianza porque noté que él no planeaba hacerme daño. Me dió hambre, entonces volvió el pánico de nuevo, estaba encerrado en mi propia habitación, no podía salir a la cocina, no tenía que comer. Mientras pensaba esto escuché un pequeño crujido, era el estómago del gato: los dos volteamos al mismo punto, su panza, luego él me volteó a ver a mí, sin nada que hacer, y yo con los nervios de punta por su mirada oscura tan penetrante le dije un poco tartamudo: “no puedo salir a la cocina, solo si me dejas salir podremos comer” al oir esto me observó por dos segundos más y volvió a su libreta, pensé y busqué soluciones, no había ninguna, estaba y sigo encerrado aquí, con él.
Solo pude pensar en una cosa, en un solo plan: que me rescataran, en menos de una semana la editorial notaría que no aparecí, intentarían contactarme, no respondería, hablarían a la policía e irrumpirían aquí, si el gato pudo volverse humano, o humanoide, o lo que quiera que sea eso, podrá volver a lo que antes fue, entonces parecerá que simplemente me encerré yo solo aquí, y el gato saldrá inocente y atrapará a alguien más. En este momento comienzo a escribir esto, para que cuando entren aquí y me vean muerto de hambre, lean esto y se encarguen del maldito gato.
Han pasado tres días de lo último que escribí, muero de hambre y parece ser que él también, pero no hace nada, sigue escribiendo, sigue observándome, pareciera que me analiza, soy su experimento, soy su muñeco de prueba, ¿Qué quiere de mi?, ¿por qué hace esto?, ¿no fui al único al que se lo ha hecho?, quiero salir de aquí, quiero que ese gato se aleje de mi, no le puedo hacer nada, no cambiaría nada, seguiré atrapado aquí si lo mato, debo seguir su juego, terminar su prueba, quizás así me deje salir, quizás así quede en libertad, solo debo esperar, dejarlo a él terminar, no preocuparme y seguir tranquilo, estoy al borde de la locura, ayuda por favor, AYUDA, AYÚDENME, NO QUIERO SEGUIR AQUÍ, AYUDA!”
Texto encontrado junto a un cuerpo dentro del departamento, el cuerpo se encontró en la cama, sobre él un gato negro y sin ojos. Al cuerpo le faltaban partes de su piel, debajo de las manos habían restos de carne, y lo más espeluznante, parecía que alguien le había arrancado los ojos. Los policías antes de leer esto creían que el estrés había llevado al escritor al borde de la locura, para encerrarse el solo y alimentar a su gato y el mismo con su propia carne, el diario encontrado a un lado del cadáver dio a entender otra cosa. En cuanto los policías entraron al cuarto el gato volteó y los miró con la profunda oscuridad de sus cuencas vacías. Miró fijo a uno de los policías ahí presentes y extrañamente ese fue el único al que el pánico no poseyó, tomó al gato entre sus brazos mientras registraban el lugar. Al irse todos, y antes de que alguien pudiera leer el diario, ese policía se fue directo a su casa con el felino. Desde hace 4 días no se tienen noticias de él ni de su familia.”

jueves, 25 de abril de 2013

Amor maternal


Una tarde, una pareja regresaba de un largo viaje, cuando a lo lejos vio a una mujer en medio de la carretera haciendo señas para que se detuviera.
La mujer le dijo a su esposo que siguiera conduciendo porque el detenerse en medio de la carretera podría ser muy peligroso, pero el hombre decidió reducir la velocidad y averiguar qué quería decirles la mujer que pedía ayuda. En cuanto se acercaron, notaron que la mujer tenía cortadas y moretones en la cara, así como en gran parte de los brazos. Decidieron parar para ver si podrían ser de ayuda. La mujer herida pedía auxilio desesperadamente, pues les contó que había tenido un accidente automovilístico y que su esposo e hijo, un recién nacido, seguían dentro del auto que estaba hundido en un gran bache. Agregó que su esposo parecía estar muerto, pero su hijo aún daba señales de vida.
El hombre decidió bajar del auto e intentar rescatar al bebé, diciéndole a la mujer del accidente que esperara con su esposa dentro del vehículo. Cuando llegó al lugar, notó que parecía haber dos cuerpos en los asientos delanteros, pero no reparó en eso y rápidamente sacó al bebé del asiento trasero para llevárselo a su madre.Cuando regresó a su propio vehículo, no pudo hallar a la mujer herida, así que preguntó a su esposa dónde había ido la madre del bebé. Sorprendida, su esposa le respondió que la mujer corrió detrás de él hacia el lugar del accidente.
El hombre regresó al automóvil accidentado a buscarla, donde se dio cuenta que el piloto y el copiloto estaban irremediablemente muertos, y uno de ellos era, sin lugar a dudas, la mujer que pedía ayuda.

Smile.jpg

De todas las historias que rondan sobre fotografías malditas, ésta es quizá la más interesante e impactante de todas. Es el testimonio de un sujeto al que sólo se le conoció por sus iniciales JML, la poca información que queda de él es el relato mismo.

El día que conocí a Mary E., un día de verano de 2007, realmente terminé hablando con una puerta; bueno, más que hablar con una puerta, escuché los sollozos y las plegarias que venían del otro lado de esa puerta. Hablé con Terence, el esposo de Mary durante 15 largos años. Mary aceptó verme porque a mi edad era imposible que trabajara para algún periódico y en realidad, yo no parecía otra cosa que un estudiante obsesionado con algunos temas, ocupado en su carrera y -si todo salía de acuerdo al plan- esperanzado en escribir algunas piezas de ficción, en algún momento; y eso era todo lo que yo era.

Obtuve la dirección de su casa y acordé visitarlos en un fin de semana en el que yo estaría en Chicago visitando a una tía. Terence me recibió, Mary se había encerrado en su habitación. Acampamos junto a la puerta durante media hora. Terence intentó calmarla, convencerla de que saliera, pero fue inútil. Me entretuve tomando notas desde el banquillo en el que el marido me instaló. No quise dar la entrevista por perdida y traté de escuchar la discusión, captar algún dato. No logré entender mucho de lo que Mary dijo, estaba histérica y no paraba de repetir algunas cosas sobre sus pesadillas.

Tras varios intentos, Terence tiró la toalla y se disculpó conmigo. Abandoné la casa un tanto desanimado, pero logré convencerme de que aquello no era para tanto, después de todo, esto era un pasatiempo y nada más. Además, si Mary nunca lograba salir de su cuarto, tenía que haber alguien más. Mary era la administradora de un pequeño foro electrónico de anuncios (un BBS), con base en Chicago, en 1992, cuando tropezó con smile.jpg y su vida cambió para siempre.

Tenía apenas cinco meses de casada cuando pasó a formar parte de los cuatrocientos usuarios que, se estima, abrieron el hipervínculo; ella, sin embargo, es la única que ha hablado abiertamente sobre la experiencia. El resto han permanecido en el anonimato o quizá han muerto. Fue en 2005, cuando apenas cursaba la preparatoria, que smile.jpg atrajo mi atención por mi creciente interés en los fenómenos surgidos en internet; Mary solía ser la víctima que se citaba para darle credibilidad a un fenómeno que también llegó a denominarse como smile.dog.

Lo que más me atraía era el absoluto silencio en internet sobre la cuestión, la gente familiarizada con los rumores y dispuesta a hablar sobre ellos los consideraba apenas un Hoax, pues incluso dedicando algunas horas a la tarea, es imposible encontrar la imagen. Ciertamente, existen muchas fotos manipuladas con la finalidad de hacerse pasar por la original y es eso lo que uno va a encontrar en los primeros intentos con cualquier buscador.

A la imagen original se le atribuyen efectos colaterales muy significativos: ansiedad aguda, delirio y en algunos casos, epilepsia. Creo que ese es el principal motivo de que el archivo sea apenas una sombra, un fantasma que suele mencionarse de vez en cuando. ¿La censura del tópico se apoya en el escepticismo o en el miedo? Ni smile.jpg, ni smile.dog son mencionados en Wikipedia; así mismo, cualquier intento de subir una contribución referente a smile.jpg, es sistemáticamente eliminada por cualquiera de los múltiples administradores de la enciclopedia en línea.

Al parecer, ya se hablaba de smile.jpg en los remotos tiempos de Usenet, e incluso existe una historia muy persistente sobre un hacker que en 2002, inundó los foros de sátira y humor de Something Awful con la imagen, volviendo epilépticos a casi la mitad de su público. Se cuenta también, que para finales de la década de los noventa, una cadena circuló vía e-mail con el asunto: “SONRÍE, ¡DIOS TE AMA!”. Sin importar los altos márgenes de exposición que estos eventos supondrían, pocas personas admiten haber tenido contacto con el archivo y hasta ahora, ninguna página o vínculo convincente ha sido descubierto.

Aquellos que claman haber visto smile.jpg, suelen alardear agregando que en el momento en que lo vieron estaban muy ocupados como para guardar una copia en su disco duro. De cualquier modo, las descripciones de las presumibles víctimas suelen tener algunos puntos de coincidencia: un perro (cuando se especifica su raza, un husky siberiano), iluminado por el flash de la cámara en una habitación en penumbras; el único detalle que se distingue en la imagen es una mano que surge desde la penumbra y usualmente, no parece hacer nada más que “posar”, hacia el margen izquierdo.

Por supuesto, el enfoque de la imagen es el perro (o la criatura similar a un perro, como también suelen llamarlo): el animal muestra una par de filas de enormes, blancos y afilados dientes, con un gesto que casi parece humano. Se suele agregar que la imagen se ha quedado dentro de la cabeza del espectador y que conforme se repite, vuelve en momentos de distracción durante el día, esta va envolviendo la mente, hasta el punto en el que la imposibilidad de pensar en otra cosa se confunde con la sensación de no poder mirar hacia otra parte y la imagen comienza despertar impresiones en los otros sentidos.

Estos –por llamarlos así- episodios, parecen estar relacionados con los diagnósticos de epilepsia y también con la aparición de pesadillas, nítidas y paulatinamente más inquietantes. Después de que la condición empeora, el testigo suele terminar medicado y esto, al menos en algunos casos, suele mitigar el proceso. Supongo que el tratamiento que Mary E. tomaba, no fue parte de esos casos.


Después de regresar de Chicago, me dediqué a enviar mensajes de solicitud a varios grupos de noticias, foros, sitios y listas de correo, esperando encontrar el nombre de algún supuesto testigo de smile.jpg que sintiese la necesidad de dar su testimonio. Pasó demasiado tiempo sin ninguna respuesta y en algún momento, mi curiosidad comenzó a apagarse: me encontraba camino a exámenes finales. Mary me envió un mail, a principios de Marzo de 2008:


Para: jml@****.comDe: enherM@****.net
Asunto: La entrevista del año pasado

J:
Todavía tengo mucha vergüenza por el modo como te traté cuando me visitaste. Espero comprendas que no tuviste nada que ver con esto, fue por mis problemas, creo que hubiera podido ser más amable y espero que me perdones. Tenía mucho miedo.
Me siento acosada. He vivido así durante 15 años. El perro viene a mí en mis sueños, cada noche. Sé que parece mentira, pero es cierto. Hay algo, un color, algo que hace que las pesadillas que tengo no se parezcan a ningún sueño que hubiera tenido antes, ya no recuerdo tanto los sueños que tuve antes. En mis sueños, nunca me muevo. Nunca hablo. Simplemente estoy mirando la escena de esa foto horrible, veo la mano, veo el perro y el perro habla.
He pensado qué hacer durante mucho tiempo, he tenido mucho tiempo para pensarlo. Me imagino que se lo hubiera podido enseñar a algún compañero, a algún extraño, incluso a Terence aunque la idea no me gustara. Cada noche durante quince años, smile.dog ha venido a mis sueños y me ha exigido que difunda la palabra y entonces, si cumple con lo que promete, me dejara en paz.
Lo que me detiene es pensar en lo que haría si me miente y si no la cumple. ¿Y si todo se pone peor después de que lo obedezca, entonces qué?
Así que nunca le he hecho caso. Durante 15 años mantuve el diskette escondido entre mis cosas. Todas las noches viene y me exige que difunda su palabra. Pero yo he aguantado. Muchos de mis amigos del foro, los que vieron el archivo, dejaron de postear y luego se mataron. Otros simplemente desaparecieron y no supe más de ellos. Son los que más me preocupan ¿que decidieran? ¿Le hicieron caso?
Perdóname pero cuando hablaste con mi esposo y acordaron una cita yo sentía que al fin me iba a volver loca. Había decidido darte el diskette. Ya no me importaba si el perro estaba mintiendo o no, quería que todo terminara, como fuera. Tú eres un extraño, alguien de quien no tengo idea de su vida y con la que no me siento obligada a nada. Por eso pensé que sería más fácil, dártelo para tu investigación y que no me importara que fuera a pasar contigo. Pero antes de que llegaras me vi en el espejo y me di cuenta de lo que estaba haciendo: estaba a punto de arruinar tu vida para siempre.
No pude soportarlo, todavía no puedo. Tengo mucha vergüenza de lo que estuve a punto de hacerte y todo lo que espero es que esta advertencia haga que recapacites y dejes de buscar el archivo. Porque puede que te encuentres con alguien más débil o más inconsciente y no dude en obedecer sus palabras las palabras. Todavía estas a tiempo de detenerte.
Sinceramente, Mary E.

Terence me llamó unos días después, estaba en la ciudad y quería verme, lo cité en un café. Mary se había suicidado. Después de cremarla, había decidido revisar sus cosas, sus cuentas de correo y su ordenador. Fue hasta que me contó que había dado con el email que su esposa me mandó, que me di cuenta del verdadero estado en el que se encontraba: era poco lo que quedaba del carácter afable y seguro con el que me había encontrado el año pasado. Me pidió que hiciera caso de lo que su esposa me había advertido. Había encontrado el diskette, etiquetado simplemente como dog, en una estantería, en medio de un libro. Lo había roto y le había prendido fuego hasta volverlo nada más que un pedazo de plástico negro y retorcido.

—Silbó— me dijo. Noté su rostro palidecer mientras intentaba tragar saliva y luchaba por explicarme, por encontrar las palabras correctas para explicarme, —la cosa silbó, la cosa…—, trató de disimular el tono de su voz el temblor de sus manos, dándole un trago a su taza de café: —… la cosa aulló cuando se estaba quemando…—. Noté el cambio en su cara, conforme se daba cuenta de lo que me estaba diciendo —como, como si fuera un animal, vivo.

Me conmovió, quizá demasiado. Tengo que admitir que no supe cómo manejar mi encuentro con Terence. Si esto era una broma, era una muy buena. Pensaba, para calmarme, que todo era un engaño. Parecían una pareja seria, pero hey, quién sabe, quizá sólo se habían estado divirtiendo. Luego encontré el obituario de Mary e incluso, encontré una pequeña nota que cubría su muerte en la sección policíaca de un tabloide de Chicago. Estaba muerta, al parecer, aunque ni la nota ni el obituario decían nada acerca de un suicidio.

Decidí abandonar definitivamente, mi pasatiempo, sobre todo porque estaba por finalizar el semestre y tenía que concentrarme en los exámenes. El mundo tiene formas extrañas de ponernos a prueba. Casi después de un año completo de que viera al esposo de Mary, recibí otro mail:



Para: jml@****.com
De: elzahir82@*******.com


Hola:
Encontré tu dirección en una lista de correo. Tu perfil decía que estabas buscando a smile.dog. Yo la vi y no es tan mala como todo el mundo dice. La adjunto. Hay que difundir la palabra.

:)

El fin del mensaje todavía me da escalofríos.

Mi bandeja de entrada mostraba un archivo adjunto. Su nombre, como era de esperarse, era smile.jpg. Consideré si bajarlo o no. Era muy probable que fuese falso, todo lo que había pasado no volvía más probable otro resultado; además, aún no estaba completamente convencido de los dichosos poderes de un simple fichero. El caso de Mary E. me había sacudido, claro, pero, ¿no era una paciente psiquiátrica de cualquier forma? Además, ¿Cómo es que una simple imagen podría hacer lo que se supone que esta hace? ¿Qué clase de criatura es capaz de romper la mente de un ser humano usando como único medio, sus ojos?

Por otro lado, no todo podía ser una mentira, algo tenía que existir del otro lado de la leyenda. Si descargaba la imagen, si la miraba, si al final de todo resultaba que Mary se encontraba en lo correcto, si smile.dog venía a mí en mis sueños a exigirme que difundiera su palabra palabras, ¿qué haría entonces, viviría como lo hizo Mary, luchando con todas mis fuerzas durante el resto de mi vida, para no rendirme ante las ordenes de la criatura, hasta finalmente sucumbir a mi propia muerte o mi propia locura? Y si elegía el otro camino, ¿a quién le cargaría algo como esto?

En mi intención original, que era escribir un artículo corto sobre smile.jpg, había pensado que podía anexar la imagen como evidencia, pero en esos momentos no esperaba que cualquiera que leyera el artículo, cualquier interesado, terminara afectado. Asumiendo que el archivo adjunto en el mail, fuera genuino, ¿sería lo suficientemente malicioso como para salvarme a mí mismo de esta forma?

JML.

Aquí concluye la carta de JML, pero si tienen curiosidad, esta es la foto que menciona en su historia:

lunes, 22 de abril de 2013

Zalgo



Zalgo no es otra cosa que la acumulación del mal en el mundo, es asociada comúnmente con la locura, la muerte, la destrucción, el miedo, la guerra, los asesinatos, las violaciones y el fin del mundo como lo conocemos, etc. El Mal personificado se materializa y toma forma de Zalgo.En pocas palabras, Zalgo es...  el horror en persona.

Por más que busques en Internet  jamás encontraras una respuesta clara sobre qué es Zalgo, debido a que no existe tal, ya que Zalgo es algo tan terrible, que no existen palabras para describirlo.
A lo mucho, en la mayoría de las veces, encontraras la siguiente descripción:
"Él espera detrás de la pared, en un palacio de cristal torturado, servido por legiones forjadas a partir de las lágrimas de los muertos sin descanso, vestidos con armaduras talladas en el sufrimiento de las madres. Él es el mente de colmena que confunde a los vivos, y perpetúa la tortura de los condenados, él toma los ojos, la ventana del alma, y elimina la capacidad de sentir cualquier cosa que no sea nada más que dolor, una vez que los ojos son removidos, el alma es removida, el cascaron viviente es el testimonio de la crueldad y la condenación eterna.



No puede ser detenido, así como el miedo no puede ser detenido, es inseparable de la realidad, ya que existe más allá del velo… esperando. Él espera detrás de la pared delgada que ha construido en su alma, él espera… pero ha de liberarse… y ha de venir.
Es una abominación sin ojos, con siete bocas, en su mano derecha sostiene una estrella muerta, y en su mano izquierda sostiene la vela, cuya luz es la sombra y se tiñe con la sangre de Am Dhaegar. Seis de sus bocas hablan en lenguas diferentes, cuando el momento llegue, la séptima cantará la canción que pondrá fin a la Tierra”



Zalgo, sin duda alguna, es una de las leyendas urbanas más antiguas y oscuras que existen en el mundo de la Internet.
Su origen:

Zalgo nació el 27 de julio del 2004, en los foros de Something Awful (una pagina llena de historietas cortas de Mafalda), cuando su creador, un usuario llamado Goon Shmorky, publicó una serie de viñetas antiguas, de Nancy y Archie, pero éstas estaban sumamente modificadas, eran por demás, bizarras.



Los personajes actuaban de forma errática, demencial,  constantemente invocaban una entidad conocida como “Zalgo”, quien les causaba unas deformaciones monstruosas en el cuerpo.


En agosto del 2009 el autor explico el origen de Zalgo en un post en el foro de SomethingAwful.

El Autor de Zalgo dijo: Me gusta como la gente adivina el origen del "meme" yo no entiendo de donde viene originalmente. Les diré que viene de mí, yo solo lo hice. Zalgo es algo horrible. Zalgo es un meme asesino que editaran en el futuro.


Se empezó a difundir a partir de 4chan en 2009 y se le creo un meme, las imágenes hechas sobre este meme vienen a seguir un patrón igual: se toma una imagen cualquiera, y se le retoca para que quede lo más caótica y demoníaca posible, los elementos gore son ampliamente bienvenidos, los detalles más vistos son ojos negros o vacíos llorando sangre u oscuridad, fondos y atmósferas en tonos rojizos, y tentáculos de oscuridad.

En chatroulette se mostraba una imagen de boxxy versión Zalgo, editada en diciembre del 2010 y consiguió unos 446 votos antes de ser borrada.

Las referencias de Zalgo pueden ser encontradas en otras páginas incluyendo Creepypasta, Wiki, Tumblr y Deviantart.

Sin embargo, hay gente que le da mucha rienda suelta a esto, que no solo les bastó con crear imágenes, sino que también, se dieron el lujo de crear su propia tipografía, un video tipo screamer, llamado “Zalgo Rolld” que ronda por YouTube, y el slogan "He Comes", que significa, él viene, o él se acerca.


Y de paso aquí tienen un relato donde mencionan como pudo haber sido el comienzo de Zalgo:(El comienzo de la historia es aburrida sinceramente, así que les digo que la parte donde se habla realmente de zalgo empieza a partir del minuto 7:18)

Ben y el cartucho maldito de Zelda



La leyenda comienza cuando un chico compra 
una nintendo 64 pero sin juegos, y se va a buscar algunos juegos de N64 de segunda mano, entonces ve a un viejo con un puestecillo de artículos raros, y le pregunta si vende algún juego de N64, a lo que el viejo le dice que sí, y le dice que se espere que va a buscarlo.
Mientras tanto, el chico se pone a mirar el puesto, y observa que hay muchos cuadros pintados con manchas extrañas y que daban grimilla mirarlos, luego llego el viejo y le dió un juego de Zelda: Majora's mask pero sin caratula algo desgastado en el que venía escrito con rotulador permanente negro la palabra “Majora”.

Al poner el juego, el chico nota que había una partida guardada llamada Ben, que estaba bastante avanzado, pero no llegó a terminar la partida…

El juego iba perfectamente, pero tenía algunos errores en las texturas, por lo que se da cuenta que es una versión Beta del juego.


En el juego, el chico nombra a su personaje como Link pero aun así, los personajes del juego le llaman Ben... el chico, al darse cuenta de este Bug, borra la partida.Sin embargo, esto provoca que la pantalla de inicio despliega diálogos raros, la música empieza a tocar al revés y en el fondo se escuchan risas malvadas que se repite varias veces... y una de estas aparece durante unos segundos la imagen del vendedor de máscaras sonriendo muy bastamente y lo mas curioso es que cada vez que link caminaba se teletransportaba una estatua del mismo link.. esas estatuas que aparecen al obtener una determinada canción...

Luego se encuentra con un niño máscara que no le deja avanzar en el juego, y haga lo que haga, termina matando a Link de la forma más desagradable posible prendiéndole fuego, luego intenta volver a empezar, pero no puede, lo único que puede hacer es observar como permanece Link muerto en el suelo. La cosa que después le aparecen dos nuevas partidas "your turn" y "BEN" el por él miedo no quiso jugar mas.

 Al siguiente día decidió ir a la casa del viejo al que le compro el juego, y al llegar vio que la casa se vendía, así que pregunto a un vecino de allí por el viejo, y él le dijo que muy pocas veces se dejaba ver, y que tenía pensado mudarse de hace ya tiempo, y luego se le ocurrió preguntar por Ben, cosa que hizo al vecino cambiar su rostro y le dijo, que si conocía a un niño llamado Ben que tenía unos 8 años y tubo un accidente pero no quería hablar del tema y le cierra la puerta.El joven vuelve a su casa y empieza a jugar de nuevo, de golpe, el juego se reinicia y se crea una partida llamada Drowned (Del Ingles: Ahogado) 
En el juego, SkullKid aparece matando a Link repetidamente de formas muy dolorosas y cuando está nadando,(Usando la mascara Zora) el personaje muere ahogado. Eso es realmente imposible, ya que los conocedores del juego saben que los Zoras respiran bajo el agua.."BEN" se puede notar que dice Final Day y abajo la hora la cual es 23:04, ahora lo curioso es que 2304 es el numero de la casa del viejo.

Grinny Cat

                             

Recuerdo la primera vez que lo vi. Salí a dar una vuelta nocturna, como normalmente suelo hacer. No le tenía miedo a salir de noche, ya que en mi barrio el crimen más grande que se ha cometido es tan solo, el de robar en tiendas o el exceso de velocidad.  

Estaba dando un paseo por el parque, y me senté en un banco, debajo de una farola, hasta que apareció un gato negro delante mía. Le escuché ronronear, y no parecía que fuera a hacerme daño, así que se acercó y comencé a acariciarlo.


Luego él comenzó a ronronear más fuerte, y se puso a frotarse contra mi pierna, como hacen los gatos. Yo juraría que parecía que estaba casi sonriendo. Algo hizo un susurro en uno de los arbustos del parque, y el gato salió huyendo. Se estaba haciendo muy tarde, así que empecé a caminar hacia mi casa. 

Llegué a mi puerta, y justo cuando metí la llave, oí un maullido detrás de mí.  Me di la vuelta y allí estaba el mismo gato, sentado, mirando directamente hacia mí. Sabía que no se debía alimentar a los animales salvajes, pero no pude evitarlo, se veía tan hambriento…

Entré en la casa, y rápidamente cogí un plato de papel pequeño, y le puse algunas pequeñas rebanadas de jamón. Abrí la puerta para dárselo, pero él se había ido, así que  puse el plato justo delante de mi puerta.


Después de eso me fui a la cama, ya que eran alrededor de las 11:30. Esa noche me desperté con algo que golpeó mi ventana, me di la vuelta para ver que pasaba y vi al mismo gato, sentado, a la derecha de la ventana.

Definitivamente esta vez estaba sonriendo, su cola se agitaba alegremente, y rebotando contra mi ventana en el proceso. Siempre mantengo mis persianas y cortinas cerradas, pero cuando vi al gato, las cortinas se abrieron y las persianas estaban levantadas.


Me desperté ese día, sin ni siquiera recordar que vi esa noche, y me preparé para ir al trabajo que me pillaba a unos 30 minutos de mi casa, y allí, en el estacionamiento, justo al lado de mi coche, estaba él de nuevo, sentado y sonriente, mirando hacia mí. En ese momento, supe que algo estaba pasando, llamé a control de animales, y se lo llevaron.


Luego volví a mi casa a tratar de calmarme un poco. Justo antes de quedarme dormido, escuché patear la puerta de mi dormitorio, pero lo confundí con la lavadora, o algún otro sonido común. Pero esa mañana, me desperté asustado, ya que el mismo gato yacía allí en el final de mi cama, dormido, aún con esa sonrisa en su rostro.

Ya había aguantado suficiente, así que agarré al gato por el cuello, lo arrojé al patio trasero, y lo golpeé con una pala hasta la muerte. Durante todo el proceso, él no maulló ni una sola vez.

Cuando pude recuperar el control de mis pensamientos y acciones, el gato estaba irreconocible, sus dos patas delanteras estaban rotas, la oreja derecha estaba rota, sus costillas fueron demolidas, y su rostro tenía un hueco enorme. Yo no podía creer lo que había hecho.


Tenía que ir a trabajar ese día, por lo que puse su cuerpo mutilado en una caja, me fui lejos de la ciudad, y lo enterraré cerca de un bosque al lado de la carretera. ¿Sabes por qué? Porque soy un idiota.


Yo estaba realmente agitado por lo ocurrido. ¿Cómo había llegado a ese gato en mi habitación, y mucho menos mi casa?  No quise pensar en ello, así que volví a mi casa y caí rendido en la cama, me llevé dormido casi todo el día, pero me gustaría haber dormido más tiempo. 

Me desperté por mi cuenta, y me vi obligado a mirar inmediatamente hacia mi ventana y vi algo que me quedó marcado para el resto de mi vida. Fue ese gato, con todo su cuerpo dañado, con una sonrisa más grande que nunca, y mirando hacia mí. Sus ojos estaban completamente negros.


Él me miró y empezó a moverse extraño, sus miembros rotos estaban agitándose de manera no natural, su pierna izquierda estaba medio destrozada, y su oído le sangraba todavía. Grité y corrí por mi vida, me metí en mi coche, y me fui lo más lejos que pude de la ciudad.


Ahora, estoy tratando de empezar una nueva vida en un nuevo estado, y espero no tener que relacionarme con animales salvajes nunca más. 

martes, 16 de abril de 2013

La canción de Hypno

Hypno es uno de los personajes de la popular franquicia japonesa Pokémon, desarrollada por la compañía de videojuegos Nintendo en 1996. 
Se trata de una criatura amarilla con una larga nariz, orejas en punta y un pequeño péndulo en su mano izquierda. Al ser un pokémon de tipo psíquico, Hypno tiene el poder de inducir a sus víctimas al sueño por medio de la hipnosis (de ahí su nombre) dentro de las famosas batallas pokémon.  Pero ¿qué hace Hypno fuera de ellas? Una teoría dice que se dedica a raptar niños con fines desconocidos... 

Esta canción, conocida como Hypno’s Lullaby o “La canción de cuna de Hypno” se trata de un canto inquietante, pero a la vez somnífero que nos invita a caminar a través del sendero, de la mano del hábil hipnotista:

Come little children, come with me
Safe and happy, you will be
Away from home, now let us run
With Hypno, you'll have so much fun

Oh, little children, please don't cry
Hypno wouldn't hurt a fly
Be free to frolic, be free to play
Come with me to my cave to stay

Oh, little children, please don't squirm
These ropes, I know, will hold you firm
Now look to me, the pendant calls
Back and forth, your eyelids fall

Oh, little children, you cannot leave
For you, your families will grieve
Minds unravelling at the seams
Allowing me to haunt their dreams

Do not wail and do not weep
It's time for you to go to sleep
Little children, you were not clever
Now you'll stay with me forever

La traducción sería más o menos así:

Vengan pequeños niños, vengan conmigo
Seguros y felices estarán
Lejos de casa, ahora debemos correr
Con Hypno, tendrán mucha diversión

Oh, pequeños niños, no lloren por favor
Hypno no mataría ni a una mosca
Son libres de divertirse, son libres de jugar
Vengan conmigo y quédense en mi cueva

Oh, pequeños niños, quédense quietos por favor
Estas cuerdas los sujetarán fuertemente
Ahora mírenme, el péndulo los llama
Atrás y adelante, sus párpados caen

Oh, pequeños niños, no pueden irse
Por ustedes, sus familias llorarán
Al mismo tiempo sus mentes se abrirán
Permitiéndome sus sueños tocar

No lloren ni se lamenten
Ya es hora de ir a dormir
Pequeños niños, no fueron astutos
Ahora se quedarán conmigo para siempre

Este es el vídeo original de la canción:http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=FT_ZpHgiIKo




No mires a Mandú

Respira profundo y ten paciencia, tranquilo, él no está detrás de ti. En este mismo momento Mandú está en tu habitación, él está a la vista desde donde estés leyendo esto; no trates de buscarlo, se molestaría. Mandú es el ser que trata de hacerte daño en tus pesadillas más terroríficas, por lo tanto es recomendable que trates de despertarte lo más rápido que puedas en cada una de ellas. También Mandú es el espíritu de las personas a las que alguna vez hiciste daño, por lo que Mandú buscara venganza. Mandú es ese miedo que tratas de evitar, lo que no quieres ver, lo que no quieres sentir, Mandú es el fuego que tratas de evitar del infierno y el cuchillo del que evitas ser víctima. 

En este momento Mandú se acerca lentamente a ti, NO MIRES, quédate quieto, repito, a Mandú no le gusta que lo busquen. Ese nerviosismo que sientes de pies a cabeza indica que Mandú no debe de estar muy lejos, no trates de recordar traumas por que Mandú los revivirá, no pienses en tus peores miedos porque Mandú los hará realidad.

En lo que te pasas la saliva por la garganta y el escalofrío de tu nuca se hace presente, Mandú está pensando en qué hacerte, en cómo saciar la venganza de las personas afectadas por tu persona. ¿Adivina qué? Mandú está justo arriba de ti, NO MIRES ARRIBA y evita cualquier cosa que pueda reflejarlo (vidrios, espejos, vasos).

Si sigues leyendo esto, tuviste suerte, Mandú sigue pensando en qué hacerte en este momento, quizás te quite la lengua para que no lastimes a nadie más con tus palabras, te arranque las manos para que no golpees a nadie, te quite los ojos para que no veas cosas ilícitas. Todas las personas, sin saberlo, pueden ser víctimas de Mandú, porque toda la humanidad se hace daño a sí misma, y Mandú tiene que cumplir su trabajo. 

¿Sabes de las personas que se suicidaron? nunca se hicieron daño a sí mismas, fueron víctimas de Mandú. ¿Personas que murieron en accidentes? Mandú.

Puede que en este momento o después, mueras ahogado, asfixiado, sufras un accidente, o cualquiera de las peores muertes que puedas sufrir, Mandú habrá cumplido su venganza. 

Ya es muy tarde para ti, debiste haber sido una persona de buen corazón...

sábado, 13 de abril de 2013

Cordel del cuello


una feliz pareja llevaba años de casados , pero la novia nunca quiso revelar que significaba ese cordel en su cuello , lo único que hizo fue decirle a su marido que si la amaba nunca lo retirase. el hombre, claramente obedeció  los años pasaron y la curiosidad lo intrigaba, no se lo sacaba para comer, cuando se desvestía, inclusive cuando se bañaba.
hasta que un día no pudo mas, la curiosidad le gano. se acerco a la escalera y empezó a besar a su esposa. segundos después tomo el cordel, y tiro de el. en el segundo que jalo del cordel ,la cabeza de su mujer rodó por las escaleras.

Ángel guardián


Crees en los ángeles? si... estos seres alados que vienen del cielo... emm, en fin, ¿crees en los ángeles guardianes?. Has oído hablar de ellos, ¿cierto? dicen que todos tenemos uno, siempre está a nuestro cuidado en los peores casos.... de verdad crees que es así? jajaja no, no lo son, no son ángeles, ni siquiera son buenos ¿sabes?. Pero valla que siempre están, siempre, tu no los verás, no porque sean invisibles, ellos... simplemente saben que los ignoraras, porque al final, tu no quieres verlos, ¿cierto?. No, no quieres, no te gustaría. 


Ahora estás en tu PC leyendo esto, mientras el está detrás tuyo, observándote  cuidando su fuente de alimento, con sus ojos rojos... valla odiosos que son. Ja! pero allí están, si, cuando tu no te das cuenta, cada vez que vas a dormir y miras hacia el techo de tu habitación, no dejes de mirar hacia allí, quizá está al lado tuyo. O cuando duermes, ¿a que no te imaginas? te ve de frente, de hecho, eso le gusta. Cuando estás en la ducha y el jabón entra escurridizamente a tus ojos, está al frente tuyo. Que tal cuando entras a una habitación oscura, tus ojos aún no pueden ver nada, el está frente tuyo, pero tu no quieres que sea así, el lo sabe, así que no importa. A el no le gusta que sepas que existe ¿sabes?. Quizá tu crees que no le conoces, pero si que sabes quien fue, tu claramente te acuerdas de eso cuando vivía. 


De hecho ahora está detrás tuyo, si, pero no le mires...se puede molestar.